Monumentos

Parroquia de Nuestra Señora de la Expectación

Antigua mezquita mulsulmana reconvertida a iglesia durante la reconquista de los Reyes Católicos. En su interior se encuentra la talla del Cristo de la Expiración, Patrón de Órgiva. La obra es de 1599 y se atribuye a la escuela de Juan Martinez Montañés.

En el camarín del altar mayor se encuentra el Santísimo Cristo de la Expiración, imagen real del templo, pero también cuenta con otras obras de mérito, como la Virgen del Carmen, por la que se pagó en 1694 seiscientos reales; la de Nuestra Señora de los Desamparados. La de Nuestra Señora de la Expectación y otras esculturas sobresalientes.

Sin embargo, el Cristo de la Expiración requiere una atención aparte. La obra es de 1599, y se atribuye a la escuela de Juan Martínez Montañés, aunque fue tallada en Granada por artistas desconocidos.

Dicen los antepasados que el cementerio estaba junto a la iglesia de Órgiva, que la quitaron de allí para poder agrandar la iglesia. También cuenta la tradición que el Cristo de la Expiración, se lo quisieron llevar y cuando llegó al puente del río se hizo tan pesado que lo tuvieron que retroceder para el municipio.

Barrio Alto

Sin ninguna duda el Barrio Alto es uno de los lugares con más encanto de Órgiva, donde se ha mantenido la arquitectura tradicional de la Alpujarra y donde podremos apreciar el encanto de las casas encaladas de blanco, de sus balcones llenos de flores, y de sus empinadas calles que nos conducirán hasta llegar finalmente a la Ermina de San Sebastián donde se disfruta de una de las mejores panorámicas de nuestra ciudad.

 

Plaza de la Alpujarra

Construida en 2004 se encuentra situada en el centro de la localidad. Cabe destacar que esta plaza tiene dos tinaos de unos 10 metros de largo, en los que se representan mediante ilustraciones, los diferentes pueblos alpujarreños. Aquí también podemos localizar la Oficina de Turismo.

Molino de Benizalte

El Molino de Benizalte, data del siglo XVI. De estilo Mudejar, es un gran caserón situado a las afueras de Órgiva, al otro lado de río Chico. Antiguamente su función era moler la aceituna. Fue construido en el siglo XVI . En uno de los lados se colocó una hornacina con la Virgen de las Nieves, y en otros tiempos fue una imagen muy venerada.

Casa palacio de los Condes de Sástago

La Casa Palacio de los Condes de Sástago fue construida entre los siglos XVI – XVII precedente de una arquitectura árabe que se conserva especialmente el torreón rematado con 26 almenas.

En 1492 los reyes católicos expulsaron a los musulmanes de la Alhambra, donde se acordó con Boabdil entregar las llaves de la ciudad, a cambio los reyes católicos concertaron la entrega de Las Alpujarra. Después de unos setenta años los moriscos comenzaron a rebelarse y en la Torre de este palacio tuvieron lugar numerosas batallas siendo un punto en favor de los cristianos en lo que se conocería como las Rebeldías de la Alpujarra de 1568 a 1571.

En la actualidad es el Ayuntamiento del pueblo.

 

 

Sala Cervantina Agustín Martín Zaragoza

En un lugar de La Alpujarra…  La sala cervantina Agustín Martín Zaragoza de la Biblioteca Hurtado de Mendoza, alberga una de las más importantes colecciones que existen en España sobre el Quijote.

La formación de la colección se inició en 1967 por el bibliotecario honorario, Agustín Martín Zaragoza, entusiasta del Quijote, que recibió la donación de un ejemplar por parte del entonces Príncipe de Asturias, D.Juan Carlos, ejemplar que firmó en 1994, ya como rey, en su visita oficial a Órgiva.

Actualmente la colección está formada por más de 300 ediciones Quijotiles, más de 600 estudios-ensayos, biografías etc. Y sin duda, nuestro mayor orgullo son los más de 80 ejemplares en distintos idiomas que nos colocan entre las mayores colecciones Cervantinas a nivel nacional.

A esta gran colección hay que añadirle las numerosas pinturas que se encuentra en la entrada de la biblioteca y la imponente estatua de Don Quijote.

Ermita de San Sebastian

Se dice que, sobre los cimientos de la ermita de San Sebastián, patrón de Órgiva, existía una fortaleza visigoda y por las condiciones donde se ubica estratégicamente tienen mucho sentido, ya que es el punto más alto del municipio.

Tras la destrucción a lo largo de los siglos de este reducto visigodo, en 1589 se abrieron los cimientos de la ermita, edificando en una sola nave con forma octogonal sin presentar un estilo determinado en su sencilla arquitectura.

Durante la Guerra Civil Española de 1936 el edificio de la ermita sufrió un notable quebranto, quedando en ruinas. Reconstruyéndose posteriormente en 1951, cuando se modificó su antigua portada y se modificaron las capillas, conservando intacto el primitivo retablo de yeso, en el cual se venera a San Sebastián, patrón de Órgiva.

 

Plaza de las culturas

Es un espacio de encuentro en homenaje a la diversidad cultural que existe en el municipio (más de 70 nacionalidades diferentes conviven en Órgiva). En medio de la plaza se encuentra la escultura, obra de José Vera, de tres manos que sostienen una bola, simbolizando al mundo, y una frase célebre “hombre soy, nada de lo humano me es ajeno” de Publio Terencio Africano. En uno de los extremos de la plaza hay un muro que simboliza una cascada de agua, donde se reflejan los cinco continentes como muestra de la riqueza cultural existente en la localidad.

Lugares y parajes de Interés​

Ruinas del Castillejo

Coronando un cerro, a casi 900 metros de altitud sobre el nivel del mar, se levantan frente a la localidad de Órgiva, los restos de una antigua fortaleza árabe, el Castillejo de Órgiva.

Se encuentra a 3 km al sur de la población, sobre la margen izquierda del río Guadalfeo, en el paraje conocido con el nombre de Barranco del Castillejo. Está situado sobre una pequeña cima formada por una meseta rocosa fuertemente inclinada hacia el este, dominada por el curso del Guadalfeo y las entradas y pasos que, desde la costa de Salobreña, facilitan el acceso al valle del Órgiva.

El conjunto está bastante destruido y, en parte, ha sido ocultado por un fortín construido durante la guerra civil. La cerámica es abundante en este lugar, incluso en los costados o flancos de la fortaleza donde vemos tiestos de cerámica común, jarrones de grandes dimensiones, tejas, ladrillos, etc., procedentes tal vez, del periodo almorávide (mediados del siglo XII)

Minas de Sierra Lujar

Los inicios de la minería en Sierra de Lújar tienen origen romano de esta actividad con extracción de plata y, sobre todo, plomo.
A finales del siglo XIX, con la liberalización de la minería, el número de sociedades y explotaciones aumenta llegando a tener 59 minas de plomo, 5 de cobre y un total de 2000 trabajadores. Las dificultades de encontrar zonas con alto contenido en plomo originaron el descubrimiento de la fluorita metalúrgica. Desde los años 70 se regulariza la explotación de este mineral, también llamado sal de lobo.

Galería de fotos

Close Search Window
Abrir chat
1
Mejora tu Localidad
Hola ¿En que podemos ayudarte?